La semana pasada me vino la regla, como cada mes, exceptuando mi experiencia en Supervivientes en 2009 que se me fue porque me quedé en los huesos, nunca se me ha retrasado y siempre he tenido una muy buena comunicación con ella. Es puntual y me gusta tenerla. Me gusta sangrar y todo el que me rodea sabe que me encanta hablar de cuando la tengo, de cómo me siento y de que es lo que siento en cada momento. De alguna forma me gusta informar a los demás de mis sensaciones con respecto a ella. Su llegada siempre es un motivo para mi de alegría y de celebración, aunqe en algunas ocasiones ( sobretodo el segundo día ) me duela.

En todas mis relaciones de pareja ha sido un tema más que vital. Todos los hombres a los que he amado ( he tenido 4 relaciones largas y preciosas) han convivido conscientemente con las fases de mi ciclo vital, yo misma me he encargado de transmitirles todo lo que era necesario que supieran sobre el proceso. Tanto en la ovulación con los cambios que experimenta mi cuerpo, suelo subir unos 3 kilos de peso en mi semana de ovulación, y sí, también me encanta, como en la semana que menstruo. Les mantengo informados de todos los cambios, de cualquier pequeña cosa que crea importante para mi, necesito compartirla con los que quiero y me agrada mucho recibir un feedback positivo de su parte.

De hecho una prueba a la que estaban obligados a someterse era aprender a ponerme el tampon, aunque ya no los use en su momento me parecía muy importante que un hombre supiera cómo funcionaba todo lo que tenía que ver con la regla. Y lo hicieron siempre con mucho amor y cariño. Evidentemente, como veis en mis relaciones nunca ha sido ni un problema ni un tabú ni nada por el estilo, al contrario, puesto que yo estaba tan amorosamente conectada a mi regla ellos la amaban también y así será siempre.

También me gusta saber cuando mis amigas tienen la regla y me pongo contenta cuando sus ritmos son regulares, me gusta quedar cuando menstruamos juntas y observar como nuestros ritmos se acoplan cuanto más unidas estamos. Es algo que siempre ha estado dentro de mi, hablamos de ella y he de confesar que a veces hemos pintado cuadros con nuestra propia sangre, muy bonitos, por cierto.

Cuando estoy en el trabajo, con mi equipo de trabajo, sea lo que sea lo que esté haciendo, siempre pregunto cuantas mujeres tenemos la regla en ese momento, me ayuda saberlo para trabajar mejor. Cuando estoy en cualquier parte y se da la conversación hablo de ella, incluso en la radio siempre informo a mis oyentes sobre cuando estoy menstruando, cuanta más gente lo sepa en el momento mejor, es una razón de orgullo para mi, significa aumentar mi poder femenino. A todo esto, y antes de seguir, quiero aclarar que esta es mi experiencia, con lo que escriba hoy aquí no quiero decir que solo se pueda sentir la feminidad o el poder femenino si menstrúas, en absoluto, la feminidad va más allá del cuerpo.

Podría seguir enumerando infinidad de curiosidades que se dan entre mi regla y yo por las cuales muchos podrían tacharme de rara/loca/friki/bruja/extraterrestre/guarra ahorraros todo eso que ya me lo se de sobra, y no, nada de eso soy y a la vez todo eso soy.

Como decía, la semana pasada me vino y en un arrebato informativo y orgullo de regla de los míos, publiqué una stori en mi cuenta de Instagram diciendo que practicaba el free bleeding con una fotografía poética (ahhahaha) en la que un boli bic rojo en mis ovarios interpretaba a mi menstruación.

Muchos/as no sabían que era, otros/as se escandalizaban, y empezaron a llegarme muchas preguntas sobre el tema, que era, en que consistía … así que se abrió el debate y comencé a responder y contar lo que era el free bleeding o sangrado libre.

Como su nombre indica se trata de dejar fluir la menstruación sin usar ningún tipo de método que tapone, recoja o silencie el sangrado.
Me parece una locura pero la regla sigue siendo un tema tabú, porque es de esos temas tabus que en teoría parecería que ya no lo son, de esos que da la sensación de que están superados pero no, lo cual los sume en un doble silencio, están bajo llave con cerrojo y la sociedad ha conseguido que nos sintamos absurdas si los reivindicamos, pues en teoría no hace falta ya. ¡Y una mierda! Hace mucha falta porque ahí radica nuestro poder. Menstruamos, a todas nos ha derramado regla por las piernas en algún momento de nuestra intimidad y lo hemos observado, lo hemos sentido, precioso, caliente y liberador. Si no has sido capaz de permitirte ese placer estando a solas contigo misma con tu menstruación, algo en ti está bloqueado. Tu flujo interno femenino está bloqueado. No es poco higiénico no es lo mismo que estarse meando encima, no es lo mismo que nada de lo que una mente obtusa pueda imaginar. Es sangre limpia, sangre que oxigena nuestro cuerpo, y regenera nuestra piel.

En múltiples ocasiones he leído que los dolores menstruales vienen de toda esa información estigmatizada de todo ese “esconder nuestra regla”, vienen de habernos hecho sentir sucias por menstruar, de habernos hecho sentir vergüenza por manchar, de la culpa intrínseca implantada de raíz por una sociedad machista, de habernos arrancado de cuajo nuestro derecho a sangrar libremente sin pudor. ¡Deberían alabar nuestro sangrado, todos y todas! En la nueva sociedad que hay en mi corazón, esa será la nueva ley.

Dicen que si nos liberamos de toda esa basura ideológica pegada a nuestro subconsciente como puro chapapote nuestros dolores menstruales empezarán a disminuir. He tratado a muchas mujeres, amigas, oyentes y ahora compañeras que asisten a mis talleres y retiros, que han recuperado su regla sin dolor y han restablecido su ciclo. Solo con palabras y solo con amor. El sangrado libre apacigua y restaura todo el dolor histórico causado que se traduce en nuestro dolor físico. Integra una nueva relación con nuestro cuerpo y con nuestra psique. Favorece la toma de contacto con nuestra intuición y nuestro ser interno. Nos acerca a escucharnos a nosotras mismas. Es un mecanismo que debemos utilizar para volver a conectarnos. Es nuestro deber como madres cósmicas.

Joder, ¿es que, que es esto de sentirse mal por lo más bonito del mundo que da vida? ¿Alguien podría escuchar algo más incongruente y absurdo? Yo lo flipo, ¡me hierve la piel!

Algunas mujeres me preguntaron: “¿pero esto del sangrado libre tiene que ver con el feminismo?” Y yo pensaba dios, dios ¡qué dormidas que estamos! No es que tenga que ver es que es La madre, la regla es la madre del feminismo, el del poder de nuestras ancestras, el de nuestra mujer salvaje, no solo el de la palabra sino el del corazón, el de siempre el que va con una mujer desde que nace, haya nacido en un cuerpo de mujer o no, como ya dije eso no importa nada. Algunas mujeres que han nacido en esta vida en cuerpos de hombre, aunque no sangren sienten la menstruación, sus ciclos, cambios físicos, emocionales.

Me la pela la polémica, las críticas y los juicios, solo quiero ser libre menstruando o sin menstruar. Todas deberíamos llevar ropa blanca mientras sangramos, que bonita reivindicación se me ocurre, todas menstruando unidas, manifestándonos bonitas.

Muchas me habéis preguntado cómo llegué a conocerlo y practicarlo, bien, siempre lo hice, siempre estuvo ahí.

Me vino la regla con 11 años, justo 8 días antes de la muerte de mi madre, esto no tiene nada que ver pero recuerdo el día exacto por ese mismo motivo. Me vino un 9 de mayo. Me vino muy, muy pronto y enseguida quise probar lo que era ponerme un tampon, porque me dijeron que no podía ir a la playa sangrando bla bla. El caso es que nunca olvidaré la peor experiencia de mi vida.

Para empezar tardé como dos meses en poder ponerme uno: que puto daño, gasté montón de cajas, era imposible. El día que finalmente pude hacerlo lo primero que me sucedió es que me quedé sorda, si, si, dejé de escuchar, me asusté mucho, luego se me nubló la vista y me mareé, tuve que estirarme en el suelo del baño con los pies en alto, y ahí pensé: “esta cosa dentro de mi no puede ser buena” pero yo que se, todo el mundo los usaba así que lo seguí intentando y al final usando la talla más pequeña de tampones, los minis, y eso pues iba tirando. No obstante había días que mi cuerpo no los admitía y me pedía estar sin nada, ahí es cuando empecé a escucharme.

– [ ] Comencé a observar a lo largo de los años como se comportaba, cuando solía venirme, cuánto duraba, cuando me dolía más y por que, realicé una estadística emocional y consciente, por ejemplo si me viene en posición horizontal luego me duele más, datos que en un inicio no tenían nada que ver los uno con los otros pero al unirse en un momento dado me permitieron conocerme más.

Un día observé que cuando me metía en el agua o en la ducha en realidad no sangraba, eso que decían las abuelas de que se te corta la regla con el agua, no es que se corte es que nos obedece, también decían las abuelitas que era malo ducharse jajajajaja porque se cortaba, joder es que hay cada bulo que no veas, pero que le vamos a hacer si a nuestras abuelas las regañaban, insultaban o despreciaban si se manchaban de sangre en publico. Eso era de marrana, de no se qué. Nosotras hemos recibido esa educación reprimida con respecto a la regla, hemos mamado ese miedo a manchar la cama y hemos vivido las reprimendas, entendibles por sus vivencias, pero ya no son necesarias. Como digo observé y observé lo que ocurría cuando hacía una cosa u otra, así que empecé a ir a la playa y piscina sin nada porque vi que ella (mi regla) lo prefería así que la escuché ¡y funcionaba!

Después me dijo ( mi regla), que también podía mantener relaciones sexuales sin manchar todo, que me lo permitía, y lo observé también. Estaba sangrando y justo se paraba todo para que pudiera mantener sexo sin que pareciera una matanza, que también me ha pasado cuando era más inconsciente. Fui haciendo conscientes todas estas señales de mi cuerpo y las fui usando para ser más libre, me iba encaminando hacia el free bleeding sin saberlo y sin ponerle nombre, como muchas de las que estáis leyendo, en realidad ya lo hacéis solo que no os atrevéis a dar el paso final. Bien, lo que me hizo a mi dar el paso final fue el día en que me di cuenta de que directamente los tampones no me entraban nunca, no, mi cuerpo no quería, y no se abría ante esa cosa. Es más mientras tenía abundante sangrado justo era abrir el tampon y mágicamente dejaba de sangrar y eso no entraba, entonces dije, vaya si mi cuerpo es capaz de dejar de sangrar para que no le introduzca el tampon es que me está hablando. Claramente me estaba hablando, así que si yo le entendía a él el me podría entender a mi, y ahí dejé los tampones y empecé a hablar con mi cuerpo.

Simplemente le hablo, le dejo claras las horas que estaré fuera, y a cada instante me mantengo alerta para estar en comunicación con ella, es como trabajar juntas, es una especie de diálogo, y os aseguro que no vais manchando todo por ahí como algunas me decías sobre de los asientos del bus o el metro.

– [ ] Tuve mis pinitos con la copa y guai pero siempre las acababa perdiendo y a veces me costaba sacarlas y lo pasaba muy mal intentando deshacer el vacío, así que finalmente me dije: “ Se acabo, sangro libre como vine al mundo, llegue con sangre, y que a través de ella agradecí a mi regla y a mi ser interior por hablar con una voz tan alta y sensata y confié.

Así hasta el día de hoy en el que soy más feliz si cabe disfrutando de cada gota de libertad roja❤

24 Comentarios

  1. Joder me siento identificada en que llega un punto q mi cuerpo no admite tampones.. Me duele mucho, que me ducho o baño y dejo de sangrar, y en el sexo igual.
    Tal vez le escucho pero todavía no lo suficiente, probaré a entenderme más con mi cuerpo. Gracias eres lo más 🖤

  2. Es increíble lo que cuentas… Y a la vez no, porque yo también creo en esa conexión con mi cuerpo. Llevo cuatro años tomando anticonceptivas para reducir los dolores tan fuertes que me provoca, pero llevo unos meses sintiendo que las pastillas me controlan, no me dejan ser, que mi ciclo funciona como una máquina programada… Creo que interrumpe la comunicación con mi regla. ¿Crees que es posible que sea así? Tengo miedo de dejarlas pero me gustaría trabajar conmigo misma para controlar el dolor y escuchar lo que mi cuerpo quiere decirme.
    Un beso gigantesco y mil gracias 💙

  3. Me encanta la libertad con la que siempre expresas todo, haces que cambiemos muchas formas d pensar y entendamos cosas que en realidad las sabemos pero no nos damos cuenta! Cada cosa que pueda recojer de ti, la recojo con mucho amor ya lo sabes y todo lo que aprendo d ti me encanta! Nos sentimos mal cuando nos viene, y eso es parte de nosotras… como dices tu, deberiamos sentirnos felices. TODA LA RAZON EN CADA PALABRA D ESTO, Yo por mi parte voy a empezar a escuchar mi cuerpo y lo pondre en practica! Siempre tan increible Alex! FREE BLEEDING LOVE YOUUUUU

  4. Hola Daniela! Esto que nos cuentas es increíble, me he quedado fascinada. Sin saberlo ya hago el sangrado libre pero solo en casa, siempre me he sentido incómoda con los tampones y compresas por lo que decidí comprarme una copa la cual prefiero pero últimamente mi cuerpo no la acepta y me molesta durante todo el día. Gracias a ti me decido a olvidar los miedos y practicar libremente el free bleeding, eres una crack! 💓

  5. Me encanta que hables de este tema tan normal y natural como lo es,ya que en su tiempo era un tema tabú,recuerdo cuando una vez me dijo mi abuela que no podía ducharme con la menstruacion y yo dije como😵ni loca ajjaja eso si avía veces que mientras me duchaba sangraba y pero bien.Tambien al principio de que me vino por primeras vez con 12 años me dolía mucho la barriga pero es cierto que fui controlando y la verdad que a día de hoy no tomo nada cuando me viene porque no me duele para tomar,mi segundo día es el peor la verdad pero lo llevo bien,sobre los tampones no me gusta tampoco cuando me he tenido que poner alguno me siento incómoda como que eso quiere salir de hay jajaja,a si que decidí mejor no ponerme😉la copa nunca la he utilizado,la compresa es lo que utilizo pero desde que leí en tu ig,ahora que la tengo en casa intento no llevar nada y controlo algo no mucho la verdad pero algo si jejeje cuando salgo si que me pongo la compresa asta que controle más el tema ☺️Cuando tengo relaciones la verdad que antes sangraba más parecía una matanza como bien dices jajajajaja pero es cierto que sangro pero muchísimo menos,vamos a mejorar esta práctica que es increíble,hablare más desde el cariño y amor a mi menstruacion y cuando esté en mi ovulación.Gracias por toda esta información tan importante ❤️

  6. Uff, no se ni que decirte, pero siento que tengo que escribirte algo, antes que nada agradecerte por compartir tu experiencia. Me encanto que te abrieras un blog! ojala lo sigas usando para seguir compartiendo mas sobre estas cosas tan importantes y hermosas, me gusta sentir esta conexión entre vos y yo a traves de internet, porque me gusta saber que estas ahí aunque ya sepa que lo estas. Justamente ayer fue mi ultimo dia de la regla, y te queria contar que me paso la noche del domingo 23/9 un dia antes de la luna llena. Alrededor de la 1 am, estaba apagando las luces de mi casa para irme a dormir, en eso veo desde la ventana de la cocina, una luz muy fuerte que entraba hacia al patio, cuando me acerco a mirar con mas atencion, era la luz de la luna! Se veia la noche increible y fue en ese momento que me dio un subidon de energia impresionanate, de forma instantanea, la energia fue super fuerte y era una energia instintiva, sensual, erotica, femenina (que por cierto, esta misma sensacion me habia generado el leer el libro las mujeres corren con los lobos) se desperto nuevamente en mi esta energia mas animal, y no pude evitar salir a bailar, tenia que expresar todo lo que sentia, esta conexion con todo, de ser la misma energia. Amo cuando me siento asi, y por desgracia me pasa muy poco por andar de aca para alla haciendo cosas y no observar mi cuerpo y darle un lugar, eso es algo que claramente voy a tener que modificar. Pero bueno, queria compartir esto con vos, espero que lo puedas leer. Te adoro, espero que algun dia la vida nos encuentre 😙😙

  7. Justo hoy a mí me ha venido la regla.
    Al despertarme corro al baño apretando porque a veces mancho hasta el suelo
    Y me gusta.me hace como gracia.no sé expresarlo con palabras.
    Y la miro tan roja y me parece maravillosa.hoy he hecho una foto a las sábanas de lo bonitas que estaban . qué frikismo no?
    Esque me gusta hasta cuándo mi perra sangra el olor a hierro .
    Y casualmente cuando era más joven nos coincidía que empezábamos a manchar el mismo día.conectadas y sincronizadas en un tiempo diferente .

    Yo cada vez le estoy más agradecida.
    Gracias por darme la vida y ser vida y hacer vida.
    Y ha llegado un punto que ya no llevo ropa interior
    Me molesta
    Me lavo varias veces y cuando voy al baño aprieto y sale un chorrito y la voy soltando .
    En mi familia la mayoría de las mujeres lo hacemos sin habernoslo propuesto ni comunicado.espero que mi hija también lo haga cuando le toque

  8. Yo siempre se el día en el que me va a venir la regla y en qué momento por cómo me siento, pero cuando era más pequeña y todavía no tenía ese control solía soñar la noche de antes que me venía y así sabía cuándo me iba a venir. Has hecho que tenga ganas de que me venga otra vez para poder poner en práctica esto, que oportunidad más maravillosa de poder entenderse mejor a una misma y mantener un diálogo con tu cuerpo.
    Gracias.

  9. En los Países Occidentales hace tiempo que la regla dejo de ser un tabú, en los países llamados del 3er. mundo sobre todo en Africa si hay culturas donde la menstruación sigue siendo tabú, supongo que esa perspectiva ira cambiando con la educación que adquieran las personas y el tiempo. No he entendido lo de que la regla es la madre del feminismo, me pregunto que tiene que ver una cosa con la otra, se es feminista porque luchas por la igualdad en todos los aspectos de la vida, tener la regla no te da patente de feminista. Dices que practicas el free bleeding pero no te vimos, al menos yo, en la casa de GHVip practicándolo. Tienes razón en lo de los bulos sobre la regla pero las mujeres de hoy ya no creen en ese tipo de cosas, yo diría que ni las de antes. Me gusta el interés y las ganas que has puesto en expresarte por ello también te doy mi opinión al respecto.

  10. A ti no se te puede poner verde, no hay manera 😂, me ha encantado leerlo y más con esa naturalidad, habrá pensamientos de todos lo colores y experiencias miles; pero no se puede decir nada malo de tus palabras en tu persona. Ojalá cambie ya, ese tema de esconder lo que viene de serie en el ser humano, y en otros seres.

    Sé de chicas que se han puesto más nerviosas que yo, ante una situación que es normal (o debería) y al final, como bien dices, aunque sea con otras palabras: pasa factura no entender a tu cuerpo.

  11. Eres maravillosamente INCREIBLE, te adoro y me ENCANTA todo de ti, como te expresas, como piensas, tu voz, la manera tan linda a la que te diriges a nosotras ( las mujeres) eso es de admirar y eres magia pura de verdad. Chapó por ti . Ojalá algún día hagas algún retiro espiritual por las palmas, estaré encantada de asistir ☮🇮🇨❤

    • Siiii, en este blog os iré subiendo toda la info relativa los retiros espirituales, charlas y talleres que voy a hacer este año. Podréis ver todo lo que os proponemos mi compañera Natalie y yo por aquí. Y gracias por las bonitas palabras ❤

      Siempre vuestra, xx

      • Necesito que vengas a Santiago a hacer retiros, talleres o algo así 🙏🏿🙏🏿🙏🏿 Necesito aprender mucho más sobre todo esto y muchas GRACIAS!!!!!!!! ❤️

  12. Me he sentido super identificada con este texto, cosas que progresivamente por lo que veo le han ido pasando a muchas a mi tambien. Yo estoy en un proceso en el que quiero mucho a mi regla,la amo me gusta que me venga y si me duele es un dolor con rl que me siento a gusto porque se que es liberador. Me encanta que le hayas dado voz a este sentimiento tan cercano para algunas pero tan suuper desconocido en esta sociedad en la que estamos para otras personas. Todavia no he practicado el free bleeding pero creo que es algo super interesante hacia ll que hay que trabajar!!!! Gracias por este texto me encantó!! Ami tambien me gusta que todo el mundo sepa que estoy con la regla hahahaha

  13. Hola Daniela!
    Me ha encantado tu texto, casualmente yo también estoy en un proceso de amar más mi cuerpo y todo lo que conlleva y de hecho sí llegué a practicar el free bleeding cuando tomaba la píldora, porque a penas menstruaba.
    Ahora la he dejado también en parte porque quiero sentir y entender mejor a mi cuerpo y sentía que tomar hormonas no me hacía ningún bien… y de veras siento que estoy reconectando! Y yo también amo hablar de la regla y de cómo me siento, sobretodo si hay chicos delante para así dejar que sea un tabú o algo ajeno a ellos, mi hermano pequeño también me pregunta un montón y estoy encantada!
    Gracias por tomarte tu tiempo en escribir estos relatos tan bonitos e íntimos, estaré pendiente de tu blog.

    Mil besos <3<3<3

  14. Hola Daniela,

    Muchísimas gracias por compartir tu experiencia con tanta ternura y honestidad. Muy inspirador.
    Me ha entristecido lo que comentas de que el dolor menstrual tenga que ver con la opresión ejercida por el patriarcado.. y pensar cuantos dolores más tienen ese mismo origen…
    Ha sido un proceso largo desde que empecé a intimar con chicas pero en la relación de pareja en la que me encuentro ahora me gusta pasar la regla con mi compañera y sumergirme en mis propias emociones también. Hacerlo juntas y acompañarnos. Compartir esos momentos nos enseña muchísimo a ambos. Ella no ha practicado nunca el free bleeding que yo sepa pero creo que le encantará la idea; sufre mucho los dolores, los de regla y los del mundo.

    muchas gracias de verdad,

    un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario